Press "Enter" to skip to content

Encuentro Virtual Regional de Bogotá y Cundinamarca de la Coordinadora Nacional Sindical, Social y Popular, CNSSP

Bogotá D.C., 12 de agosto de 2020 

Compañeros y Compañeras: 

ORGANIZACIONES SOCIALES, SINDICALES Y POPULARES 

Ref. Encuentro Regional de Bogotá y Cundinamarca de la Coordinadora Nacional Sindical, Social y Popular 

Cordial saludo: 

Reciban un fraternal saludo del Comité Provisional promotor del Encuentro Regional de Bogotá y Cundinamarca de la Coordinadora Nacional Sindical, Social y Popular – CNSSP, el cual se llevará a cabo por medios virtuales los días 29 y 30 de agosto. Este encuentro busca iniciar un amplio proceso de unificación entre las organizaciones sociales, populares, sindicales, y la sociedad en general sin distingos de ninguna clase, incluida la pertenencia o no a cualquiera de las centrales obreras, pero que se identifiquen en la necesidad de resistir y enfrentar consecuentemente la arremetida del gobierno y las grandes empresas, el saqueo sistemático del sector público y de nuestros recursos naturales, el capitalismo salvaje, el neoliberalismo y la depredación del sector financiero de los bolsillos de nuestras familias. 

La pandemia del Covid-19, ha sido el pretexto perfecto para que magnates, voceros gremiales, políticos y altos funcionarios del gobierno pretendan realizar la reforma laboral, pensional, tributaria, al gasto público y las privatizaciones. Reformas que quieren desmejorar los derechos históricos logrados por el movimiento obrero, implementar el trabajo por horas y eliminar el pago de horas extras, nocturnos, festivos, dominicales o, llanamente, abolir las prestaciones y la seguridad social. Buscan también acabar el régimen pensional de prima media administrado por Colpensiones en provecho de los pulpos financieros dueños de los fondos privados de pensiones; suprimir subsidios a los servicios públicos y a la salud de millones de personas de los estratos más pobres; y seguir aumentando los impuestos a los trabajadores y a la clase media, mientras a los más ricos les reducen impuestos. Y mientras se legalizan las reformas, ya han sido despedidas millones de personas o suspendidos sus contratos, se hacen recortes de prestaciones, se violan las convenciones colectivas, se acosa a quienes tienen restricciones médicas. 

En los barrios populares los trapos rojos simbolizan el hambre que se esparce por la desidia del Estado, mientras billones de pesos son desviados descaradamente hacia el al sector financiero, otros son robados por ladrones de cuello blanco y, como si fuera poco, el resto de recursos se invierten en la compra de armamento para reprimir el derecho fundamental a la protesta social. Nuestras familias lloran día a día el asesinato sistemático de líderes sociales, indígenas, estudiantiles y campesinos, ¿hasta cuándo? 

Esta pandemia ha dejado aún más al descubierto la precaria condición del sistema de salud en Colombia; los negociantes dueños de las EPS mostraron una vez más su incompetencia e ineficacia para atender a los miles de contagiados y sin embargo siguen desangrando al pueblo mes a mes y sometiendo al personal médico, de enfermería y demás servicios a unas condiciones laborales oprobiosas, burlándoles a muchos hasta el pago del salario. Mientras los gobiernos de turno en su infinita sumisión al modelo económico tratan de tapar los errores maquillando las consecuencias de la privatización de la salud en el país. 

Estamos en medio de una profunda crisis ambiental; Bogotá y la sabana están a punto del colapso: las basuras, el sistema de transporte, la minería, las curtiembres, la tala de árboles, la invasión en los humedales, la falta de control a las chimeneas industriales y la contaminación de los ríos son algunos elementos transversales que debemos combatir para forjar una ciudad y una región en armonía con la naturaleza. 

Por lo anterior, hoy debemos decir basta. Se requiere luchar por un país con justicia social, ambiental y territorial, en el que los niños puedan ir a la escuela con el estómago lleno, a los jóvenes se les garantice educación y trabajo y a los mayores seguridad y una vejez digna y a todos salud y servicios públicos. Esto será posible si juntamos fuerzas, si los pueblos se levantan en un solo grito, si tomamos la decisión de luchar por nuestro futuro. Es momento de organizarnos y realizar acciones conjuntas que nos lleven a lograr esos cambios estructurales que harán de este país un nuevo referente histórico para América Latina 

Con estos propósitos se realizó el 11 y 12 de julio pasados el Encuentro Nacional de la Coordinadora Nacional Sindical, Social y Popular, CNSSP en el que se aprobaron un programa mínimo, un Llamamiento al Pueblo Colombiano y un Plan de Lucha, los cuales ponemos a su consideración. Ahora es el turno para Bogotá y Cundinamarca, por ello las y los invitamos a participar el 29 y 30 de agosto próximos en el Encuentro Regional, que se hará de forma virtual, y en el que analizaremos entre todos con la mayor profundidad posible los diferentes aspectos mencionados en esta comunicación y sus severas implicaciones en nuestra región. 

Anexamos: 

¡Ni una masacre más en contra de nuestro pueblo!

¡Pan, Techo, Salud, Educación, Trabajo, Servicios Públicos, Pensión, Ambiente Sano para todos! 

Cordialmente, 

Comité Provisional de Bogotá y Cundinamarca Coordinadora Nacional Sindical, Social y Popular

Descargar en .pdf la carta de invitación al Encuentro Regional de Bogotá-Cundinamarca

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *